te invita
BIENVENIDOS
PRESENTACIóN
COMO LLEGAR
DATOS UTILES
patrimonio
SU HISTORIA
SUS COSTUMBRES
PATRIMONIO URBANO
EXPRESIONES Y ARTE
IDENTIDADES
ARCHIVOS y museos
sus barrios
turismo
SERVICIOS
ACTIVIDADES
CIRCUITOS
ALREDEDORES
CARTELERA cultural
proyecciones
Grandes Obras
Recuperar Ciudad
VALPARAISO TURISTICO
CIUDAD UNIVERSITARIA
CAPITAL CULTURAL
AGENDA ciudad
  patrimonio   Patrimonio Urbano
Blog inicio contacto mapa del sitio enlaces El Portal
español  english
Reflexiones
ESPACIOS URBANOS
TRANSPORTE
MARITIMO Y PORTUARIO


Patrimonio sumergido desprotegido

Rodrigo Fredes Pizarro (*)

Bajo las aguas del puerto de Valparaíso yacen toneladas de restos de naufragios –o pecios- abandonados y esparcidos por el fondo submarino. Una documentada existencia de mínimo 500 embarcaciones que naufragaron entre los siglos XVI y XX, a causa de las malas condiciones estructurales de la bahía, fondeadero para centenares de naves que intentaron anclar en el temido cuarto cuadrante del puerto. Un cementerio submarino importante, compuesto de metales, maderas, objetos, bastante devastados por los saqueos, pero re-descubiertos por manos expertas, investigadores que estudian el Patrimonio Cultural Subacuático 1. Y los restos no sólo están bajo el agua. También existen importantes depósitos de naufragios en lugares emblemáticos de la ciudad, como la Cueva del Chivato, la Cruz de Reyes, la Quebrada de Elías, el Estero de Jaime y la Plaza y ex Teatro Victoria.

Bajo una ciudad y puerto renovados también se oculta un pasado. A través del registro documental de la arqueología histórica se ingresa a las crónicas de viajeros, estadísticas portuarias, pinturas, grabados de la época y muchas otras herramientas de prueba. Estas ilustraron la vida del puerto y a la vez, dejaron fuera las situaciones más residuales, los desechos, aquello que hasta podría ser rasgo abusivo del dominio colonial, criollo: formas de vida, usos sociales, costumbres, hábitos, muy bien (des) cuidados por la historia nacional, marítima, oficial. Como actividades costeras mal explicadas en los registros oficiales, el comercio e intercambio con naves francesas, inglesas y norteamericanas -estrictamente prohibidas por la Corona española-, el contrabando y tráfico ilegal de esclavos, los buques inscritos con nacionalidad distinta a la oficial, además de las muertes por temporales, batallas y golpes de estado. 

Los 4.500 kilómetros de costa chilena otorgan a Valparaíso protagonismo en materia de Patrimonio Cultural Subacuático. Esta alta concentración de pecios puede ser detectada por medio de una prospección geofísica, que permite generar imágenes del suelo marino en alta resolución y ubicar los bultos o anomalías. Luego, estas son registradas arqueológicamente in situ, a unos 45 metros de profundidad promedio. Por ejemplo, sólo los investigadores del proyecto “Valparaíso Sumergido” han buceado y procesado desde el 2001 a la fecha 4 subzonas, de un total de 10 que componen el universo de estudio. Hay registro in situ de más de 30 naufragios. La gran mayoría de los hallazgos pertenecen a los siglos XIX y XX, y aún falta por descubrir y desclasificar.

Sin embargo, la amenaza de borrar la historia crece a diario con la disminución del costo de la tecnología sofisticada de exploración submarina, cada vez más accesible para las compañías de cazadores de tesoros y rescatadores marítimos. Estos navegan por los mares de las naciones con menos desarrollo cultural y/o con baja densidad legal, como la chilena. Donde cualquier nueva merma al escaso y poco visible patrimonio sumergido o enterrado, es preocupante. 

Buceo

La protección de los restos de naufragios estuvo ausente de la Ley de Monumentos Nacionales. Creada en 1970, hablaba de “lugares, ruinas, objetos, en la plataforma submarina de las aguas jurisdiccionales”. Recién desde el 8 de octubre de 1999 existe el decreto 311, que extiende la protección a “restos de buques, aeronaves, otros vehículos o algunas de sus partes, su carga o su

contenido, en conjunto con su entorno arqueológico y natural” y declara Monumentos Históricos a toda “traza de existencia humana que se encuentre en el fondo de ríos y lagos, y en los fondos que existen bajo las Aguas Interiores y Mar Territorial de la República de Chile, por más de cincuenta años”.

Al ser considerados los barcos Monumentos Históricos y no Arqueológicos se deja automáticamente abierta la posibilidad para una explotación comercial, no regulada. La bahía de Valparaíso queda a merced de cualquier empresa que lucre de los residuos culturales, y a la sustracción ilegal de los depredadores principales, que tradicionalmente bucearon y bucean la bahía en busca de “trofeos”.

Un paso necesario sería educar y sensibilizar en torno al Patrimonio Cultural Subacuático. Seguro muy pocos saben que en noviembre del 2001 la UNESCO aprobó por casi unanimidad de todos los países miembros la Convención Internacional sobre Protección del Patrimonio Cultural Subacuático. Chile se abstuvo de votar a favor.

A este Valparaíso, ciudad sin origen, que asiste durante siglos a intentos fundacionales simbólicos, de creación poética, hoy la ciencia puede aportar la magia de una nueva coordenada de instalación subacuática. Al menos, mediante la revelación de muchos procesos culturales, implícitos, sumergidos junto a tantos otros silencios y formas. En el fondo de la bahía a la espera de ser reubicados, en un marco de Refundación Bordemar, regulados por una esperada y necesaria normativa patrimonial. Desde una visión educativa, in situ, y no intrusiva.



(*) Rodrigo Fredes ha trabajado en distintas áreas del oficio audiovisual, 8 años como periodista para programas de televisión cultural y en los últimos 5 años, como investigador, guionista y productor de documentales locales, nacionales y extranjeros. Ha desarrollado diversas temáticas artístico culturales de Valparaíso, para programas sobre derechos humanos y música. Ha trabajado en patrimonio sub acuático, producción y gestión cultural. Realiza docencia -Taller de Documentales - en la Escuela de Periodismo Universidad del Mar y trabaja en el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

1 El “Proyecto Valparaíso Sumergido. Evaluación del Patrimonio Cultural Subacuático de la Bahía de Valparaíso” es una iniciativa sin precedentes en Chile. Posee un equipo multidisciplinario de trabajo compuesto por arqueólogos, antropólogos, ingenieros geofísicos, biólogos, entre otras disciplinas afines, además del apoyo de profesionales de distintas nacionalidades. www.valparaiso-sumergido.cl


arqueologia
Arqueología sub acuática in situ































Tormenta
 

 
introducción  | INICIO  | te invita  | patrimonio  | la ciudad  | turismo  | proyecciones  | diálogo  | contacto  | mapa del sitio  | enlaces  | acerca del portal
Una iniciativa del Gobierno de Chile ejecutada a través del Programa de Recuperación y Desarrollo Urbano de Valparaíso, PRDUV.
Copyright © 2008 Sitio oficial de la ciudad de Valparaíso, Chile