Es uno de los valles vitivinícolas más importantes del país. Localidad a minutos de la ciudad de Valparaíso, posee parajes naturales y campestres idílicos que evocan lo más tradicional de nuestro campo chileno.

La actividad turística asociada a la producción de deliciosos vinos que se han establecido con fuerza desde hace poco más de una década. Y es que sus positivas características de la tierra, la cálida temperatura y la influencia de la brisa marina encajonada por cadenas montañosas, han permitido generar vinos de alta calidad y únicos por su carácter y sabor. En este valle generoso es posible encontrar excelentes vinos que recorren toda la gama de la producción nacional: desde Sauvignon Blanc a Merlot, pasando por el Chardonnay y el Cabernet Sauvignon.

El Valle de Casablanca y Valparaíso han sido distinguidas, en conjunto, como una de las diez capitales mundiales del vino por la Great Wine Capitals (GWC), red mundial que agrupa a selectas ciudades productoras vitivinícolas a nivel mundial, promoviendo el turismo, la cultura y el intercambio comercial entre ellas.

historia